banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Cuerpos antidrogas tras la pista del segundo mayor transportista de narcóticos



Cuerpos antidrogas  tras la pista del segundo mayor transportista de narcóticos
Autor del artículo: Especial Proceso Digital
Tegucigalpa.-  Las incautaciones hechas en la región atlántica de Honduras al hondureño Wilter Neptaly Blanco Ruíz, oriundo de la región de Palacios, en la Mosquitia, a quien los cuerpos antidrogas sindican como el segundo mayor transportista de droga, después de Carlos Arnoldo “El Negro” Lobo, es un indicativo que la lucha contra las drogas busca en esta nueva fase desarticular las estructuras de los barones de la droga, una vez que algunos de ellos han sido extraditados.
 
lancha-con-cocaWilter Neptaly Blanco, es un transportista de drogas que opera en forma independiente, como lo fue “El Negro” Lobo, dicen los cuerpos antidrogas del Ministerio Público, al indicar que este hondureño mueve la droga a carteles colombianos, mexicanos y venezolanos. Se le considera un transportista “transnacional” que opera en varios países centroamericanos como Guatemala, Nicaragua, Honduras, entre otros.
 
“Él mueve la droga por aire, mar o tierra, a diferencia de El Negro Lobo que su objetivo principal era hacer negocios, Wilter Blanco, es un transportista que tiene grupos armados trabajando para él. Este sí pueda dar guerra”, dijo a Proceso Digital uno de los fiscales anticrimen del Ministerio Público que pidió su anonimato por seguridad.
 
Operaba desde la Mosquitia
 
la-mosquitiaBlanco ha tenido su centro de operaciones en la selvática y alejada región de la Mosquitia con conexiones en la llamada también Mosquitia nicaragüense. De acuerdo a los informes de la inteligencia hondureña, ha sido un transportista de droga con un amplio control de la región misquita hondureña. “Es una especie de pirata de la Mosquitia”, dijo la fuente consultada por Proceso Digital.
 
“Por eso no tiene problemas en transportar droga para los carteles mexicanos de Los Zetas o Sinaloa, así como carteles colombianos o venezolanos, por eso el nombre de pirata”, asegura.
 
Los cuerpos antidrogas de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, las Fuerzas Armadas de Honduras y la Fiscalía contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, iniciaron fuertes operativos de aseguramiento de bienes de Wilter Blanco, a quien le tienen armado un expediente desde el 2006, aseguran.
 incautan-casas-en-colon
En los operativos se comenzó a incautarle mediante una orden emitida por un juez de jurisdicción nacional, al menos 53 bienes, cuentas bancarias y embarcaciones diseminadas en las regiones de Atlántida, Yoro y Colón.
 
Extensas plantaciones de palma africana, lujosos ranchos y otras propiedades aseguradas a este presunto transportista de droga, considerado el segundo más grande en el país, dejan entrever la ostentosidad en que se movía, así como la discreción de una fortuna que parecía imperceptible ante los ojos de las autoridades.
 
Prósperos negocios

Las autoridades  dicen que sus vínculos con el narcotráfico son fuertes y que ha tenido su centro de operaciones en la lejana comunidad de Palacios, en el municipio misquito de Juan Francisco Bulnes.

banda-del-negro-LoboBanda del Negro Lobo

Algunos de sus negocios asegurados son una comercializadora y una exportadora de mariscos en La Ceiba.  Entre los bienes destacan Mariscos Blanco y Mariscos Diva Sea Food, esta última dedicada a la exportación de mariscos que funcionan en La Ceiba. En Sonaguera, Colón, se aseguró el rancho Reguleto y en Olanchito una vasta plantación de palma africana.
 
Además, le fueron asegurados un rodeo, un moderno establo y lujosas residencias, donde se aseguran fueron objeto de espectáculos públicos y hasta presentaciones hípicas.
 
Blanco, junto a Carlos “El Negro” Lobo, son por ahora los dos primeros nombres de transportistas independientes de droga que se conocen públicamente en Honduras, pero los cuerpos de inteligencia del Estado señalan que en esta fase de desarticular redes criminales y sus estructuras, los hondureños deben acostumbrarse a que otros personajes que vivían en el anonimato al servicio de los barones de la droga, saldrán poco a poco.
 
Así lo ha dicho también el presidente Juan Orlando Hernández al recalcar que Honduras no será más un territorio “amigo” para el narco, que el país será de ahora en adelante hostil a este tipo de actividades y que es preferible que se vayan del territorio nacional.
 
En menos de una semana, las autoridades hondureñas en la lucha contra la criminalidad organizada no solo han sentado su objetivo en la incautación de bienes y búsqueda del que consideran el segundo mayor transportista de narcóticos en el país, sino que también se han dado a la tarea de desarticular lo que estiman era la red con que operaba “El Negro” Lobo en el atlántico hondureño.
 

A medida que los cuerpos especializados del país contra el narcotráfico hacen sus operativos y develan nuevos nombres en la lista de potenciales extraditables, saltan también a la luz pública la presencia de otros capos que tenían en San Pedro Sula su especie de centro estratégico operativo para acciones en Centroamérica, como es el caso de la captura del mexicano César Gastelum Serrano.

Gastelum es considerado uno de los socios estratégicos del llamado cartel de Sinaloa y era el responsable de las operaciones en Centroamérica desde Honduras. Su captura sorprendió a la sociedad hondureña que desconocía la presencia y los nexos de este personaje que se movió aparentemente con suma discreción en este país centroamericano.
incautan-droga-en-la-mosqui
Los reportes de la prensa mexicana sobre Gastelum indican que era el responsable del trasiego de cocaína a gran escala entre Colombia, Honduras, Guatemala y México para su envío a los Estados Unidos, así como la distribución de narcóticos en esos países.

De esta forma Gastelum, “El Negro” Lobo, los hermanos Valle Valle,  Héctor Emilio Fernández, alias “Don H”, “Los Cachiros”, ahora Winter Blanco y otros presuntos narcotraficantes son parte de una lista de nombres que poco a poco van conformando el rompecabezas de la presencia del narcotráfico en Honduras.


Valora este artículo
(3 votos)

volver arriba