banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Hernández en ONU clama unidad para velar por los intereses de pequeños caficultores



Hernández en ONU clama unidad para velar por los intereses de pequeños caficultores
Autor del artículo: Proceso Digital

Nueva York, EEUU - El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, clamó hoy ante las Naciones Unidas por la unidad para velar por los intereses de los pequeños caficultores, específicamente por los bajos precios que se pagan en el mercado por el aromático.

- Pidió actuar ya en el drama que viven los caficultores del mundo por los bajos precios que se pagan a los productores del aromático.

- ONU no debe hacer oídos sordos a injustos precios del café que perjudican a 25 millones de familias.

- “La migración es un derecho humano, durante siglos los seres humanos se han venido movilizando y emigrado, y han contribuido al desarrollo social y económico de las naciones que los han acogido”, exclamó el gobernante hondureño.

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Hernández expuso el drama que viven millones de caficultores por los bajos precios en el mercado internacional, pese a que el producto final es vendido a cantidades superiores.

“Tristemente se interpreta como una doble moral que millones de productores de café, principalmente los más pequeños hoy en día estén recibiendo un precio por debajo de sus costos, que sin duda los lleva a la pobreza extrema como es el caso de aproximadamente 90 mil familias productoras de café en mi país Honduras, y cuando hablo en términos de producción de café no es cualquier país porque somos el quinto productor de café del mundo, el tercero de América y el primero en Centroamérica”, remarcó.

Seguidamente Hernández formuló una pregunta: “¿Cuántos de ustedes se toman una taza de café en la mañana o durante el día? Saben que hay una altísima posibilidad de que ustedes sin saberlo sean partícipes de una enorme injusticia”.

El presidente Juan Orlando Hernández demandó a sus homólogos asistentes a la Asamblea de la ONU que no hagan oídos sordos a este fenómeno generador de pobreza extrema.

Joh ONO2Ejemplificó que una taza de café en Nueva York cuesta en promedio 5 dólares, es decir 500 centavos de dólar, pero “¿saben ustedes cuanto reciben los pequeños productores de café en mi país? después de trabajar arduamente bajo sol y lluvia, recolectando a mano cada uno de los granos de café. Se lo quiero decir, no reciben ni siquiera 2 centavos por cada taza de café y cuesta cinco dólares”, meditó Hernández mientras sostenía en el pod io de la ONU.

A renglón seguido, cuestionó: “¿Es o no una injusticia?”, al tiempo que recibió una ovación de los presentes en el evento mundial. “Sé que los que aplaudieron reconocen que es una injusticia y eso no puede ser, no podemos cerrar nuestros ojos y dejar de escuchar”, afirmó.

Igualmente, hizo un llamado a todos los presidentes de los países productores de café y a los mismos caficultores para “que nos organicemos porque está a la vista que nadie vela de manera efectiva por los intereses del sufrido pequeño productor de café en el mundo”.

Al iniciar su discurso comenzó agradeciendo el apoyo de la ONU en el Diálogo Político que se lleva a cabo en Honduras.

Citó que el Diálogo participan varias fuerzas políticas, organizaciones de sociedad civil, con la posibilidad que otros sectores se incorporen en cualquier momento. “Uno de los grandes objetivos del Diálogo es proponer reformas electorales para construir un nuevo modelo electoral”, asistió.

Valoró que el Congreso hondureño recién tomó la decisión de intervenir el Registro Nacional de las Personas, con el afán de crear un nuevo sistema de identificación que deberá ser técnico, moderno y transparente.

Joh ONO1El gobernante hondureño externó que “no puedo evitar sentir frustración cuando nos reunimos en este gran foro mundial y manifestamos nuestros más sinceros deseos para trabajar en equipo por la construcción de la paz y la búsqueda de soluciones, sin embargo siento que ha faltado voluntad, valentía para hacer posible muchas de estas ideas, a pesar del enorme tamaño, la cantidad de recursos que maneja Naciones Unidas”.

Remarcó que es necesario defender el Estado de Derecho. “Vivimos nuestros tiempos, con nuevas realidades y nuevos desafíos. El mundo reclama de grandes transformaciones, grandes reformas profundas y a esta generación nueva de líderes nos corresponde estar a la altura de nuestros pueblos”, discursó.

Criticó que “la excesiva burocracia ha impedido el acceso a financiamiento de los famosos fondos verdes, que si tuviéramos acceso a ellos nos permitiría concretar acciones y contribuir a la reforestación, conservación y mitigación. Estoy convencido que es obligación de Naciones Unidas y de cada uno de nosotros revisar y resolver la forma en que estos fondos se utilicen cuanto antes y que no estén guardados en las bóvedas de los bancos del mundo”.

En el tema migratorio, Hernández criticó la forma cruel que muchas veces reciben los migrantes, entre ellos sus compatriotas.

“Todos hemos presenciado las condiciones infrahumanas en las que se encuentran recluidos en centros de detención, atropellando su dignidad, la que es inherente al ser humano, este trato indigno se suma al que millares de migrantes reciben a diario a lo largo de esa ruta de terror, desde Sudamérica pasando por Centroamérica hacia Estados Unidos, donde son víctimas de todo de abusos y violaciones por parte de las redes criminales, llámese coyotes, traficantes de personas, narcotraficantes, maras o pandillas”, esbozó el dignatario catracho.

Fustigó que “con mucho dolor al día de hoy seguimos los hondureños a la espera de la reunificación familiar de 120 niños separados, privados de un derecho tan básico y al mismo tiempo tan fundamental para su desarrollo como es la unidad familiar”.

En otro orden de temas, el dignatario Hernández subrayó que la integración económica en Centroamérica ha sido un sueño anhelado desde 1951. “Hoy en día, Honduras, Guatemala y El Salvador tomamos la iniciativa de dar un paso hacia ese propósito creando la primera Unión Aduanera del continente americano”, reforzó.

Invitó que en base a la Carta Constitutiva de Naciones Unidas (artículo 1, numeral 3 y 4) con el apoyo de la OEA, convertir a la región en una zona de paz, prosperidad y libre comercio, “como lo soñó (Francisco) Morazán y (Simón) Bolívar”.

Maras y pandillas

En la parte final de su exposición, Hernández recordó que desde la primera vez que se dirigió a la asamblea, expresó que la más grande tragedia que ha sufrido Honduras en la historia de la República, ha sido la ola de violencia producto del paso del narcotráfico, porque el país es una zona de tránsito de la droga que se produce en el sur del continente y se consume en el norte.

Siguió que además del flagelo del narcotráfico, las maras, las pandillas, los grupos criminales, en el pasado han suplantado literalmente en varias regiones y circunstancias al propio Estado.

“En mi país hay grupos no estatales armados que al ser confrontados por la ofensiva de los buenos hondureños con el deseo de vivir en paz y la lucha que nuestro gobierno ha iniciado por recuperar la paz y la seguridad, estos grupos llegaron a amenazar el proceso electoral, consecuentemente la democracia y el Estado de Derecho”, manifestó.

El dignatario afirmó que “por eso vengo a decirlo claramente en esta asamblea, esta situación debe encender las alarmas en defensa del Estado de derecho y la democracia representativa por los Estados y específicamente por Naciones Unidas”.

“En consecuencia, aprovecho para pedir de ustedes que se materialice la resolución que reconozca que las maras o pandillas y otras bandas criminales se consideren como Entes No Estatales, violadores de los derechos humanos y que atentan contra la estabilidad de los Estados”, esbozó.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO