banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Presidente salvadoreño pide que se investigue al FMLN por pagar a pandillas



San Salvador - El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, pidió este martes a la Fiscalía que investigue a dos "altos" dirigentes del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) por el posible financiamiento a las pandillas para que ataquen a Policías y desestabilicen al nuevo Gobierno.

El Ministerio de Justicia y Seguridad informó de que su titular, Rogelio Rivas, entregó un aviso a la Fiscalía General de la República (FGR) para que se investigue "el posible cometimiento de delitos" de parte del FMLN y para poner "a disposición las diligencias e intercambios de información que revelaron las agencias de inteligencia del Estado".

Bukele publicó en sus redes sociales la noche del domingo que "hay información de las tres agencias de inteligencia del Estado de que dos altos funcionarios del FMLN están financiando a las pandillas a cambio de atacar objetivos de la Policía, para desestabilizar al Gobierno".

Ante los señalamientos, la formación izquierdista también solicitó al Ministerio Público que se investigue al nuevo mandatario por la posible comisión de los delitos de acusación calumniosa y simulación de delitos.

Asimismo, pidió que Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) y que fue expulsado en 2017 del FMLN, "comparezca ante la Fiscalía para que explique los motivos de sus señalamientos".

Bukele hizo las acusaciones, sin revelar los nombres de los supuestos involucrados.

El fin de semana dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron asesinados, y este martes se registró el homicidio de otro agente en la localidad salvadoreña de Ahuachapán (este).

En lo que va de 2019, al menos 22 policías han sido asesinado en este país centroamericano, a los que se suman los homicidios de 12 efectivos de la Fuerza Armada y un custodio penitenciario en lo que va de 2019.

Durante el año 2018 fueron ultimados 32 policías, 2 empleados administrativos de ese cuerpo de seguridad, 17 militares, 3 custodios de Centros Penales y un estudiante de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP).

Estos crímenes, al igual que el resto de los asesinatos que se registran en El Salvador, son atribuidos al accionar de las violentas pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro Administraciones.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba