banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Yaneli Varela, la niña hondureña símbolo de separación familiar en frontera con EEUU



Sandra era parte de un grupo que fue atrapado por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de cruzar el río Bravo en una balsa. Sandra era parte de un grupo que fue atrapado por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de cruzar el río Bravo en una balsa.
Autor del artículo: Proceso Digital/DailyMail.com

Tegucigalpa/Texas - La niña que acaparó los reflectores en el momento que junto a su madre era detenida en un control fronterizo en Texas, Estados Unidos, resulta que es la hondureñita Yaneli Denisse Varela (2).

En el reporte del diario DailyMail.com, nombran a Yanela en el rostro de la crisis de inmigración después de que un fotógrafo de Getty Images tomara una foto de ella llorando. La gráfica incluso sirvió para una composición junto al presidente Donald Trump que aparece en la portada de la influyente revista Time, bajo el título “Welcome to America”.

El padre de la Yaneli, Denis Javier Varela Hernández habló con DailyMail.com sobre el estado de su esposa Sandra, de 32 años, de quien dijo aún no ha estado en contacto directo con ella porque no tiene una forma de comunicarse.

Denis Javier Varela Hernández dice que todo lo que puede hacer ahora es esperar, y añade que está contento de que “ahora están más seguros que cuando estaban haciendo ese viaje a la frontera”.

familia1Foto del álbum familiar.Sandra era parte de un grupo que fue atrapado por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de cruzar el río Bravo en una balsa. Partió en su viaje de Puerto Cortés, Honduras a los EEUU a las 6:00 de la mañana del 3 de junio y presuntamente pagó 6 mil dólares a un coyote.

Varela Hernández dijo que no apoyó la decisión de su esposa de hacer el viaje con su pequeña hija en sus brazos y nunca llegó a decirle adiós correctamente.

El padre de la niña hondureña, que se convirtió en el rostro de la crisis familiar de separación, reiteró que todavía no ha estado en contacto con su esposa o hija, pero se alegró de saber que están a salvo.

En una entrevista exclusiva con DailyMail.com, Varela Hernández, que vive en Puerto Cortés, Honduras, apuntó que le dijeron ayer (miércoles) que su esposa y su hijo están detenidos en un centro residencial familiar en Texas.

“Puedes imaginar cómo me sentí cuando vi la foto de mi hija. Me rompió el corazón Es difícil como padre ver eso, pero ahora sé que no están en peligro. Están más seguros ahora que cuando estaban haciendo ese viaje a la frontera”, dijo.

Denis Javier dijo que su esposa y su hija nunca fueron separadas por agentes de control fronterizo y permanecen juntas.

Reveló que su esposa había mencionado anteriormente su deseo de ir a Estados Unidos para un “futuro mejor”, pero no le dijo a él ni a ninguno de sus familiares que estaba planeando hacer la caminata.

“No lo soporté. Le pregunté, ¿por qué? ¿Por qué quería ella pasarle eso a nuestra pequeña? Pero fue su decisión al final del día”.

familia2Yaneli Varela.Dijo que Sandra siempre había querido experimentar el “sueño americano” y esperaba encontrar un buen trabajo en los Estados Unidos.

Denis, que trabaja como capitán en un puerto en la costa de Puerto Cortés, explicó que las cosas en casa estaban bien, pero no muy bien, y que su esposa estaba buscando asilo político.

“Nunca tuve la oportunidad de despedirme de mi hija y ahora lo único que puedo hacer es esperar”, dijo, y adicionó que espera que se les conceda asilo político o que se los devuelva a su hogar.

“No tengo ningún resentimiento por mi esposa, pero creo que fue irresponsable por su parte llevar al bebé con ella en brazos porque no sabemos lo que podría pasar”.

La pareja tiene otros tres hijos, su hijo Wesly, de 14 años, y sus hijas Cindy, de 11 años, y Brianna, de seis.

“Los niños ven lo que está sucediendo. Están un poco preocupados, pero no trato de mencionarlo tanto. Saben que su madre y su hermana están a salvo ahora”.

familiaPortadaEn entrevistado dijo que él cree que el viaje al otro lado de la frontera solo lo vale hasta cierto punto, y admite que no es algo que alguna vez consideraría.

Dijo que escuchó de amigos que su esposa pagó $ 6 mil por un coyote -así se conoce a los que trafican con personas-.

“No arriesgaría mi vida por eso. Es difícil encontrar un buen trabajo aquí y es por eso que muchas personas eligen irse. Pero le agradezco a Dios que tengo un buen trabajo aquí. Y nunca arriesgaría mi vida haciendo ese viaje”.

La foto desgarradora fue tomada por el fotógrafo de Getty, John Moore, cerca de la medianoche de la noche del 12 de junio cerca de McAllen, Texas, mientras se intensificaba la disputa sobre la separación de padres e hijos migrantes de Donald Trump.

Denis dijo que espera usar la foto y la situación de su familia para ayudarlo a reunirse con su hija.

"No quiero dinero, lo que quiero es que alguien me diga que mi hija va a estar bien".

Cuando se le preguntó sobre sus puntos de vista sobre la política fronteriza de Trump, Denis refirió: “Nunca lo he visto de manera positiva como lo hacen los demás”. Viola los derechos humanos y los derechos de los niños. Separar a los niños de sus padres es simplemente incorrecto. Están sufriendo y están traumatizados.

La foto de Moore mostraba a Yaneli llorando en un camino de tierra mientras su madre recibe una palmada de un agente de la Patrulla Fronteriza.

Para muchos, la foto resume la crueldad de la política de "tolerancia cero" de Trump hacia los migrantes, que ha provocado que 2,300 niños sean separados de sus madres y padres.

Pero Hernández dijo que había escuchado a través de sus familiares que su esposa y su hija no habían sido separadas realmente. Dijo que Yanela es la menor de cuatro hijos y que ella fue la única que viajó con su madre, una decisión que lo sorprendió.

Moore, quien ha trabajado en la frontera con México durante años y ha ganado un Pulitzer por su fotografía, ha dicho que la imagen de Yanela fue la última que tomó esa noche.

En declaraciones a la revista People, dijo que la madre de la niña fue la última en ser registrada y una agente le pidió que bajara a Yanela para que la acariciara.


Valora este artículo
(0 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO