porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Padre Juan José Pineda niega conducta indecorosa y dice: “conviene que uno muera para que el pueblo se salve”



Juan José Pineda. Juan José Pineda.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El hasta ayer obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda Fasquelle, negó conducta indecorosa y presuntos actos de corrupción cometidos durante su misión evangélica y que habrían originado su renuncia al cargo, la cual fue aceptada por el Papa Francisco, y agregó que “conviene que uno muera para que todo el pueblo se salve”.

- Desmintió que sufra un cáncer de próstata como ha circulado en algunos medios.

- No hubo y no hay hasta ahora acusaciones en su contra. “Lo que hubo fueron filtraciones del resultado de la visita apostólica”, externó.

- No tiene resentimientos para con nadie luego de la situación que está viviendo, dijo para luego agregar que se tomará un tiempo para la oración, estudio, meditación y penitencia.

- Relató que el Papa Francisco le dijo: “Tú sigues siendo misionero, sacerdote y obispo”.

El sacerdote pidió a los que quieran denunciarlo que se presenten a los tribunales de justicia con las pruebas pertinentes. “Si alguien tiene algo de que acusarme que lo haga en las instancias judiciales, que ya yo demostraré porque tengo derecho a la defensa”.

Esbozó que no se defenderá mediante los medios de comunicación o través de las redes sociales como suele pasar en Honduras. “No tengo miedo, ni ningún reparo, pero hagan las cosas como deben ser”.

En entrevista con el noticiero TN5 matutino, Pineda dijo que entre verdad y percepción hay una distancia. “Si se pone un dedo a la derecho y otro a la izquierda, pensemos cuál es la distancia que hay entre la verdad y la percepción. Lastimosamente en el mundo actual, en el que vivimos, la verdad y la percepción ahora juntemos los dedos… es decir si alguien dice algo ya se ha convertido en verdad”.

Contó que “existió una visita apostólica enviada por el Papa Francisco estoy preguntando hace un par de años, la respuesta es que sí; sigo preguntando ¿por qué vino esa visita apostólica hecha a Monseñor Juan José Pineda Fasquelle a Honduras hace dos años? Aquí está la respuesta que va a sorprender a muchos y se darán cuenta porque he hecho oídos sordos a tantas cosas que la gente ha dicho durante estos años porque la verdad y la percepción que estaban manejando era algo absolutamente falso”.

Pineda Fasquelle remarcó que “fui yo personalmente el que solicitó la visita apostólica al Papa Francisco, así es que la afirmación de que la Santa Sede mandó a hacer una visita a Monseñor Juan José Pineda es falsa”.

Continuó su relato afirmando que solicitó la visita apostólica “porque al encontrarse en una especie de adversidad con respecto a algunas personas para conmigo quería vivir mi vocación en paz y yo dije: ‘el que nada debe nada teme’, entonces esa fue la motivación que tuve”.

Mencionó que tuvo acceso al resultado del informe de la visita. “Me encontré con muchas respuestas de todo tipo y quiero entender que si no me equivoco los resultados de la visita que el Santo Padre y yo pretendíamos pues a lo mejor hasta este momento han sido los que se esperaban. No ha habido en contra mío, que yo entienda, en la Santa Sede ningún tipo de acusación ni de suspensión de mi ministerio, ni de mi vocación, ni nada parecido, entonces eso es lo que el Santo Padre me notificó”, reforzó.

A renglón seguido, esbozó que el Papa Francisco le dijo que “tú sigues siendo misionero, sacerdote y obispo, lo que pasa es que ya no eres, porque tú lo pides, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Tegucigalpa”.

Adicionó que en la visita apostólica se entrevistaron a muchas personas.

Aceptó que hubo una filtración de información de la visita que realizó la comitiva de la Santa Sede. “No sé exactamente qué fue lo que ocurrió, pero empecé a percibir un clima un poco hostil para conmigo, entonces no quiero vivir en una situación así y tampoco quiero que los demás vivan con esta hostilidad. La Iglesia tiene que ser un testigo de paz, de la palabra de Dios, de misión, de servicio, de evangelización y había quienes parece ser que en público y en privado se dedicaban a otra cosa, entonces pro bono pacis se dice en italiano (por el bien de la paz) uno dice también por las sagradas escrituras conviene que uno muera para que todo el pueblo se salve”, desglosó.

Puntualizó que no se va resentido con nadie y que ha recibido el respaldo de centenares de personas, a las que ha atendido sus comunicaciones en las últimas horas. “Casi no he podido dormir porque la gente se sigue comunicando y como en el mundo entero hay husos horarios y esto parece ser que le ha dado vuelta al mundo, muchos obispos de otros países se han comunicado conmigo, gente conocida, familias e instituciones con las que he trabajado en los cinco continentes, he sido profesor en 56 universidades en el mundo entero e incluso muchos que tienen facultades de medicina me ofrecen si de alguna manera pueden cuidar mi salud… yo no tengo ningún cáncer de próstata ni nada parecido, puede estar tranquilos que gozo de la salud que gozo”.

Concluyó que “yo bendigo al Papa Francisco porque creó la diócesis de Danlí, donde trabajé con alma, vida y corazón. La gente del departamento de El Paraíso es distinta, si en algún lugar me he sentido en paz, y no lo puedo negar porque hasta se me hace un nudo en la garganta y se me ponen aguados los ojos, la gente de El Paraíso fue espléndida conmigo y trabajamos de una manera extraordinaria”.


Valora este artículo
(3 votos)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO