porsalud 2018 5

boton19

GIF Jestereo nov 17

Menu

         

Iglesia Católica critica capitalismo que crea exclusión social en Honduras



Cura Juan Carlos Martínez. Cura Juan Carlos Martínez.
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El sacerdote Juan Carlos Martínez ofició este domingo la Homilía en la Iglesia Catedral Metropolitana San Miguel Arcángel de Tegucigalpa, y en su mensaje criticó el capitalismo que crea exclusión social en Honduras.

“Quien introduce la muerte en nuestro mundo, son nuestros ídolos particularmente el ídolo del dinero especialmente capitalismo financiero internacional que crea exclusión social, miseria y hambre”, expresó el párroco.

Acto seguido, reflexionó que solo Jesús el “Pan de Vida” que puede saciar la sed y hambre de vida que “llevamos en el corazón”.

Subrayó que para avanzar en el camino de la vida se necesita comer de ese pan que es Jesús y el cual se ofrece en cada celebración eucarística.

“Necesitamos alimentarnos y asimilarnos a Jesús que se ofrece y entrega como amor y vida eterna de Dios y Plena que nos llena de gozo… la Eucaristía nos pone en contacto con la vida que nos permite vencer la muerte y la infelicidad”, caviló.

En ese orden, consideró que a la luz de la palabra escuchada se puede dirigir a Dios con una oración en la que se exprese “señor en tu Eucaristía está presente todo el deseo de comunión con todo ser humano”.

De acuerdo al calendario del Iglesia Católica Romana hoy se celebra el Domingo 20º del Tiempo Ordinario del Ciclo B.

En ese orden, Proceso Digital reproduce la lectura del día:

Lectura del santo evangelio según san Juan 6, 51-58

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:

—«Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.»

Disputaban los judíos entre sí:

—«¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»

Entonces Jesús les dijo:

—«Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.

Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.

Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.»


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba

    


CEDAC Baner PRONTO