banner por salud TCTLLE

logo19PD

GIF Descarga nuestra app

Menu

         

Captura contra periodista Romero será ejecutada porque nadie está sobre la ley, dice gobierno



Captura contra periodista Romero será ejecutada porque nadie está sobre la ley, dice gobierno
Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa - El gobierno hondureño afirmó este martes que la orden de captura contra el periodista David Romero será ejecutada por los cuerpos de seguridad del Estado, en vista que es una decisión judicial que no tiene que ver con la libertad de expresión y se trató de una demanda de orden privado.

Mediante un comunicado difundido por la Secretaría de Estrategia y Comunicaciones, se señala que Romero fue denunciado, enjuiciado y encontrado culpable en marzo de 2016, por delitos de calumnia constitutiva de difamación en contra de la exfiscal Sonia Inés Gálvez, hecho ocurridos en 2014.

El gobierno hondureño recuerda que la exfiscal Gálvez acusó a Romero, en otra causa por violación en contra de la propia hija del comunicador, en abril de 2004.

Agregan que en esa causa “David Romero negó a lo largo del juicio haber cometido el delito de violación, como lo afirmaba su hija, sin embargo confesó el delito luego de revelarse los análisis de Medicina Forense y la prueba de ADN que arrojó el resultado positivo de 99.99 por ciento”.

Seguidamente -prosigue el comunicado oficial- David Romero emprendió una campaña sistemática contra la fiscal y su familia, lo que posteriormente derivó en 22 querellas por delitos de difamación, calumnia e injurias en contra del periodista.

En definitiva, el Tribunal de Sentencia lo absolvió de 16 delitos y lo condenó por la comisión de seis, ordenando cumplir un año y ocho meses por cada uno de los delitos, que sumados son 10 años.

“El órgano que imparte justicia lo halló culpable y lo condenó a prisión tomando en cuenta, como dice la misma sentencia, el antecedente de haber sido condenado por violación cometida en contra de su propia hija años atrás”, concluye el comunicado.

David Romero se mantiene atrincherado desde el lunes en las instalaciones de Radio Globo, para evitar ser capturado y puesto en prisión. El comunicador califica su condena como una represalia del gobierno por sus denuncias de corrupción.


Valora este artículo
(1 Voto)

volver arriba